jueves, julio 22

Lin Huiping

En julio del año 2002, un grupo de arqueólogos que excavaba una tumba de la dinastía Han de más de 2.000 años de antigüedad situada en Lianyungang, ciudad costera de la provincia oriental de Jiangsu, descubrió inesperadamente la momia de una mujer llamada Lin Huiping, cuyo perfecto estado de conservación era comparable a la de una mujer llamada Xinzhui exhumada en Mawangdui (Changsha).


Pero lo más sorprendente es que esta momia estaba completamente empapada, por lo que los arqueólogos consideraron que su excelente estado de conservación era un “milagro”. Los mismos especialistas que compusieron el rostro de la momia de Mawangdui restauraron con igual éxito el de la desenterrada en Lianyungang.
Otros tres cuerpos fueron encontrados en el mismo lugar, pero ninguno en tan perfecto estado de conservación.





Lin Huiping tenía una altura de 1,59 cm. y un peso de 25.5 kgs. Aún conservaba las raíces de su pelo claro, las cejas y se mantenían intactos su cerebro, músculos, corazón, pulmones, hígado e intestinos. La perfecta conservación también afectaba a su pelo, dientes, pie y dedos de los pies. El ataúd fue encontrado en un ambiente húmedo y cálido, lleno de líquido propenso a la cría de bacterias. Todo esto hace que la conservación del cuerpo sea algo excepcional .

2 comentarios:

ericoeserico dijo...

eres un muy buen aporte cada dia me hace mejor ;=)

en cuanto a tu comentario gracias por tu impresion, aun que lo de "verdadero artista" tendriamos mucho que discutir, pero bué

saludos y buen dia.

Laulán dijo...

Buen día también para ti.
Y respecto a lo de "verdadero artista", lo tengo bien claro.

Saludos