miércoles, junio 17

El Hombre De Sal

El Hombre de Sal vivió aproximadamente sobre el año 300 d.C., bajo la dinastía Partia en el Imperio Persa. En el momento de su muerte, ocurrida entre el 247 y el 265 d.C. lucía barba y pelo largo, pantalones de lana, botas de cuero y un pendiente de oro en la oreja izquierda, lo cual indica que posiblemente se trataba de un personaje de alto rango. Poco antes de morir recibió un fuerte golpe cerca del ojo que le provocó fracturas y diversos daños.
Fue enterrado en un túnel de aproximadamente 45 metros de eslora de la mina de sal de Cheharabad, en la provincia de Zajan, en Irán, Asia.

Casi 1.700 años después (1993) fue su cuerpo fue encontrado por unos trabajadores de la mina en perfecto estado de conservación. Las condiciones de salinidad, impidieron actuar a los micro-organismos consiguiendo así preservar de manera natural los materiales orgánicos e inorgánicos del enterramiento, y conservando casi intactos sus órganos vitales, así como el pelo y las huellas dactilares.
Junto a él se encontraron diversas herramientas, tres cuchillos, una honda, algunas nueces, una aguja de plata, un arnés, trozos de cuerda de cuero, y algunos fragmentos de cerámica.


Sus restos, una vez descubiertos fueron sometidos a Exámenes de C14 y ADN, tomografías e imágenes computarizadas, realizados por la Oxford University Radiocarbon Accelerator Unit, cuyos resultados dieron los datos anteriormente detallados.
Sin embargo su presencia y muerte en la mina de sal es aún una incógnita.


La cabeza y el pie izquierdo del Hombre de Sal se encuentran actualmente en exhibición en una vitrina en el Museo Nacional de Irán en Teherán.

Posteriormente serían descubiertos otros cinco cuerpos más en la misma mina.


(La cuarta momia encontrada en la sal)

1 comentario:

Luz de Gas RadioBlog dijo...

La postura no es muy rara?